“Todo respira al mismo tiempo…” 

 

La palabra solsticio se utiliza para indicar el día en el que el sol ocupa su lugar más alto (verano) o más bajo (invierno) en el celeste del ecuador.  El día del solsticio de invierno trae la noche más larga del año, mientras que el solsticio de de verano trae el día más largo. Su significado psicológico y espiritual ha sido tomado en cuenta por nuestros ancestros desde hace miles de años. Los solsticios se celebraban con fiestas especiales en las cultura maya, inca y azteca. Este año, en el sur, celebramos el solsticio de verano el 21 de diciembre, mientras que en el norte celebran el solsticio de verano el mismo día. Astrológicamente el solsticio de diciembre sucede el día en el que el sol ingresa en el grado 0 del signo Capricornio, arquetipo que rige la energía de éxito material, ambición, y determinación.

Imposible no conectar nuestro crecimiento personal con la energía del sol y de la tierra. Por más urbanas que nos hayamos vuelto, las personas entendemos cada vez más que la conexión con la tierra y sus ciclos no es señal de retraso (como se solía pensar), sino de avance. Los visionarios de un mañana mejor prestan atención a los ritmos terrestres. Hoy reconocemos con respeto que la tierra tiene inteligencia propia y que, si no la entendemos pronto, las cosas continuarán empeorando. En resumen, no debemos ver a la tierra y sus ciclos solo en términos utilitarios (¿cómo te uso?, ¿qué beneficio te saco?) , sino igualitarios (¿cómo te ayudo y aprendo de ti?). Este trato tiene que ser tal cual aspiramos a tratarnos entre seres humanos. 

 

¿CÓMO APROVECHAR LA ENERGÍA DEL SOLSTICIO DE VERANO?

El momento en el que sol comienza a brillar más en nuestro hemisferio simboliza, para nosotr@s también, el periodo de brillar, expresarnos y cosechar los frutos del trabajo realizado durante el invierno. Es un momento ideal para renovarnos, hacernos un cambio de look o lanzar algún proyecto creativo en el que venimos trabajando hace tiempo.

El verano es, también, un momento ideal para darnos el chance de conectar con la onda romántica y salir de nuestra zona cómoda conociendo a nuevas personas. Es un periodo de energía extrovertida, es decir, de salir un poco de la búsqueda interior y empezar a tomar acciones que, además, nos conecten con otras personas.

Si vives en el hemisferio sur, ahora le estás diciendo ¡Bienvenido, verano! Este es el momento en el que la luz del sol te permite VER lo que has venido trabajando en los últimos meses. Es momento de exponer, de mostrar y de conectar con otros para que aquello que lograste manifestar pueda expandirse aún más. Si sientes que “no has hecho nada” descuida que no estoy sugiriendo que salgas a publicar tu primera novela o a dar pasos apurados.

La cosecha más importante es aquella que brota de nosotr@s mism@s, de nuestro propio crecimiento personal. Consciente o inconscientemente, en los últimos meses, has estado trabajando en algo para tener una mejor calidad de vida. Piensa qué cosas fueron estas; ahora es el momento de salir a disfrutarlo y compartirlo con el mundo. Por ejemplo, si estuviste trabajando en tu autoestima personal y aceptación incondicional, tal vez ahora quieras ir de compras y ponerte linda para salir a socializar con una nueva actitud, más segura y radiante.

No debemos olvidar que esta vez el solsticio está ocurriendo en temporada de eclipses, es un muy buen momento para dar saltos acelerados de evolución. Comprométete contigo mism@ sin mirar a los costados, y verás como la magia sucede.

 

CÓMO CONECTAR CON EL SOLSTICIO DE VERANO

  • Inscríbete en el algún taller, curso o clase divertida (de impro o de baile si es que te gusta, por ejemplo), sal de tu zona conocida que el verano es un momento ideal para conectar con energía de milagros. 

 

  • Sean de invierno o de verano los solsticios siempre son una oportunidad para canalizar a nuestra Marie Kondo interior y deshacernos de ropa, objetos, y situaciones que ocupan espacio innecesario en nuestras vidas. Aprovecha que estamos en temporada navideña para donar lo que no necesitas a los que sí lo hacen. La basura de uno, es el tesoro de otros.

 

  • Activa tu potencial de abundancia, trabaja en elevar tu vibración a través del diálogo interno positivo y de enfocarte en tus bendiciones. La luz del sol colabora para ver el lado bueno de todo.

 

  • ¡Expónte! Atrévete a publicar ese blog, esa obra de arte personal o esa grabación de música que tanto te gustó hacer. Todo lo que sea un producto creativo está en su momento de ser mostrado. No es solo que tus talentos suman al mundo, es también que tu valor para mostrarlos nos inspira a todos. 

 

  • ¡Cambio de look a la orden! Tu cuerpo es tu canal y un poco de vanidad no le hace daño a nadie. ¿Qué tal sorprenderte a ti misma y a tus seres queridos con un corte de cabello moderno? O, quizás, algo menos drástico como un esmalte de impacto. Lo que te nazca, pero permite que tu exterior irradie la belleza de tu interior. Esta temporada del sol actúa como el sol. 
  •  

¿CÓMO APROVECHAR EL SOLSTICIO DE INVIERNO?

El solsticio de invierno marca un momento en el que estarás buscando en tu interior recursos y sembrando semillas de sueños que quieres ver manifestados en el futuro. Te recuerdo que este periodo para ti sucede en la temporada del signo Capricornio, signo del éxito material, de la materialización de lo soñado. Por lo mismo, muy contrario a lo que suena, este es un periodo muy fértil. Recuerda que TODO milagro inicia en la oscuridad, desde la maravilla de concebir un bebé hasta la belleza silenciosa de una semilla que empieza a germinar por debajo de la tierra. La pregunta aquí es: ¿qué es lo que quieres lograr?

“¡Habla, hermosa; el Universo está escuchando!”, me dijeron una vez. Hoy yo te transfiero la pregunta.

¿Cuál es el poder en este momento? El poder de creer en lo que NO VEMOS.  Aunque tiene sus desafíos, es relativamente más fácil tener algo “cosechado” y salir a exponerlo que no tener NADA en el mundo físico e iniciar su creación. Requiere poder interno invertir energía, atención y corazón en hacer visible lo invisible. Requiere ese tipo de confianza personal que viene, no solo de creer en nosotr@s mismas, sino en un propósito más grande para nuestras propias vidas.

Para activar este poder necesitamos inyectarnos en la situación, saltar al vacío y confiar que en el proceso nos van a brotar las alas. ¿Quién dijo que hibernar era aburrido?  En las “cuevas oscuras” de la creación ocurren cosas mucho más interesantes de las que tendemos a imaginar.

 

CÓMO CONECTAR CON EL SOLSTICIO DE INVIERNO

  • Iniciar un proceso creativo, como, por ejemplo, escribir un libro, un álbum de música o un proyecto de negocio que te encienda el alma.

 

  • Hacer limpieza de tu espacio, guardar la ropa de verano, cambiar las sábanas y colchas, encender un incienso y respirar profundo en ese, tu espacio de cocreación con el Universo.

 

  • Acudir a algún evento en comunidad en el que puedas conectar con tu energía de empoderamiento.

 

  • Nuestros ancestros lo sabían: pertenecer a una tribu alineada en una misma intención es sumamente poderoso

 

  • Cómprate un nuevo diario o cuaderno en blanco y ponte la intención de escribir sobre tu mundo interno ahí, al menos, una vez a la semana. No sabes el poder de conexión contigo misma que te trae escribir. Eso está psicológicamente comprobado.

 

 

 

Ahora es tu turno. Cuéntanos: ¿cómo conectas con la energía de los solsticios? ¿Estás en el norte o en el sur? Compártenos tu buena vibra y déjame un comentario abajo que tu voz nos suma a tod@s.

*Si quieres saber más sobre cómo la astrología puede ayudarte a transformar tu vida o te interesa iniciar un proceso de coaching transformacional, no dudes en escribirme para una sesión personalizada (por Skype a cualquier parte del mundo). ¿Más información? Haz click aquí